viernes, 16 de octubre de 2009

Himno al arbol

Gloria al árbol que es dicha del hombre. Gloria al árbol que es fuente de amor, gloria al hijo que nace del beso que a la tierra le envía el rey sol.

Nos refiere la Biblia cristiana que hubo un día un Edén terrenal y que en medio de aquel paraíso brotó un árbol de estirpe real.

Desde entonces el árbol ha sido para el hombre el amigo más fiel, ya se llame jocote o madroño, chilamate, guayabo o laurel.

Él nos da con su aliento de vida, con sus carnes nos forma el hogar. Él succiona las aguas fecundas que las nubes recogen del mar. Gloria al árbol que es dicha del hombre.

(Salomón Ibarra Mayorga)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada